Día de la verdad: ¿Por qué ir más allá?

dia de la verdad¿Por qué participamos en eventos como el día de la verdad?1  ¿Por qué compartimos nuestras opiniones sobre la sexualidad y el género? Estos asuntos son vehementemente discutidos en las arenas educativa, política y religiosa. Sin mencionar que la identidad de género y la sexual son asuntos sumamente personales. ¿Qué pasó con el evangelio de sólo compartir a Jesús con el mundo.

Realmente el evangelio también está en el corazón del excederse en ir más allá en actos como el Día de la Verdad. Nuestra motivación (y esperamos que la tuya, a medida que te involucres) es algo de importancia mucho mayor que simplemente oponernos a la “agenda gay”. Lo que tenemos que decir a los estudiantes que luchan con su sexualidad, o que se hallan de alguna manera en el paraguas GayLesbianaBisexualTransgénero – GLBT, es prácticamente lo mismo que tenemos que decir al resto del mundo: El evangelio.

Diferentes personas dentro del cuerpo de Cristo son llamadas y están equipadas para llegar a distintos grupos. ¡Somos llamados no sólo para evangelizar, sino también a discípular! Debemos construir la comunidad de la Iglesia para facilitar la sanidad y la transformación que debe ocurrir en nosotros a medida que seguimos a Cristo.

Razones

Primero, estamos motivados a llevar la verdad a todos los que luchan con su sexualidad y no quieren ser gay. Recibimos emails, llamadas telefónicas y cartas todo el tiempo de jóvenes y adultos  desesperados – y estoy convencido que por cada uno que nos contacta, hay diez que no lo hacen.

Muchos pero no han oído lo que la Biblia realmente dice sobre estos asuntos. Sea que ellos hayan crecido en la iglesia o que sólo tengan un conocimiento periférico del cristianismo, muchos otros les han impuesto una percepción de un Dios frío y distante que mantiene sobre ellos esa lucha sexual indeseada.

Ellos también son constantemente bombardeados con el mensaje de nuestra cultura de que el cambio no es posible, de que la homosexualidad es segura y natural y buena e inevitable. La homosexualidad, la bisexualidad y el transgénero son mercadeados a la juventud más intensivamente cada año vía la cultura popular y aún por el sistema educativo. El mensaje es claro: la gente inteligente, actual y realmente “progresiva” aboga por la homosexualidad.

Estos puntos de vista falsos e insidiosos empujan a la homosexualidad a los jóvenes que luchan con ella, manteniéndolos ignorantes de lo que Dios realmente tiene para ellos. Sé exactamente como es esto porque me pasó, y a muchos otros de nosotros que estamos en este ministerio. Así que cuando desarrollamos nuestros recursos y programas, nos preguntamos, “¿Qué desearía hubiera estado disponible para mí entonces?”

A medida de que el mensaje de que en Jesucristo la  libertad y el cambio son posibles, comenzaremos a ver cuanta gente tiene hambre de esa verdad.

Segundo,
estamos tendiendo la mano a un grupo en nuestro mundo que realmente no ha oído el verdadero evangelio de Jesucristo. Ya hemos visto como la iglesia tradicional se ha quedado corta en ofrecer gracia y sanidad a los que tienen estas luchas o se identifican como GLBT. Pero, los que caen en una de estas categorías están siendo blanco de otro punto de vista religioso, uno que es un falso evangelio.

La teología pro gay cristiana muestra un mensaje decepcionantemente complaciente a aquellos con atracción por el mismo sexo, pero éste va en contra de la naturaleza misma del cristianismo.

Es probable que sepas que la Biblia dice que la humanidad ha “caído” debido a nuestra rebelión contra Dios. “Caído” significa que nosotros no estamos en comunión con Él; tenemos deseos que naturalmente están en conflicto con Su voluntad. Como creyentes sabemos que Jesús tuvo que morir para quitar el castigo que merecemos por seguir esta naturaleza pecaminosa. Cada uno de nosotros, por creer en Él, es salvado y llamado a una vida de cambio; debemos hacernos cada vez más como Él y dominar los deseos caídos con los que todavía luchamos; es lo que las Escrituras llaman arrepentimiento.

La teología que refuerza la homosexualidad enseña todo lo contrario. En vez de reconocer nuestra maldad y someter nuestras vidas a Dios, nos enseña que nuestros deseos naturales son buenos, y que el único modo de vivir una vida honesta es seguirlos a donde ellos nos lleven. A decir verdad, esta es una fe desprovista de arrepentimiento.

Una vez hablé con una señorita que protestaba fuera de un evento Love Won Out2 . Traté de explicarle que para Dios no importaba tanto que ella cambiara sus atracciones, sino más bien que ella cambiara la actitud expresada en su pancarta, que decía: “Dios Me Hizo Perfecta.”

Esto es lo que constantemente escuchamos de quienes abogan por la teología gay: “Estamos bien de la manera como somos.” Si piensas en ello, es realmente una actitud arrogante y anti cristiana. Realmente, si Dios te hizo perfecto, ¿para qué necesitas a Jesús? Aún Jesús dijo,  “Los que necesitan al médico son los enfermos, no los sanos. Y yo vine a invitar a los pecadores para que regresen a Dios, no a los que se creen buenos.” (Marcos 2:17, BLS) Él no estaba diciendo que en realidad haya gente que no lo necesite a Él, sino que Él no tenía ningún interés en la gente que se considera suficientemente buena como para impresionar a Dios.

Pero puedes darte cuenta por qué alguien que lucha se sentiría atraído por esta ideología. Sólo piensa, ¡si hubiera una iglesia que en realidad te animara a consentir tus tentaciones! Si tuvieras que escoger entre esa iglesia y una que te avergonzara y te hiciera pensar que la vida cristiana es imposible, ¿cuál escogerías?

Nuestro llamado

Hemos sido llamados a compartir un evangelio que es  100 % verdad y 100 % gracia; ¡en realidad van mejor juntos!

Sueño con una nueva generación que no malgastará su tiempo o sus corazones persiguiendo un estilo de vida ilusorio porque la verdad estará al alcance de su mano. Aspiro a que multitudes de la comunidad GLBT sean poderosamente impactadas por la verdad de quien Jesucristo es, convirtiéndose en parte de Su Cuerpo. Y oro por una Iglesia que haga que todo esto suceda.

1El Día de la Verdad en los EEUU se estableció para expresar públicamente en medio de los estudiantes, desde una perspectiva cristiana, el punto de vista opuesto a la agenda gay.

2Love Won Out es un evento del ministerio cristiano norteamericano Enfoque en la Familia para promover que en Cristo la homosexualidad puede sanar.